Le llamamos Sistema de pulsión Sueter a nuestra recuerrente y particular forma de promover nuestro trabajo.

Comúnmente:

Se denominan así pulsiones a las fuerzas derivadas de las tensiones somáticas en el ser humano, y las necesidades del ello; en este sentido las pulsiones se ubican entre el nivel somático y el nivel psíquico. Así como las pulsiones carecen de objetos predeterminados y definitivos; también tienen diferentes fuentes y por ello formas de manifestación, entre ellas: Pulsión de vida, pulsión de muerte, pulsiones sexuales, pulsión de saber, etc.

Hacemos referencia en este caso al instrumento o forma de contenido por el cual se realiza el proceso de aparecer en eventos y notas de arte. Usualmente se utiliza el término para hacer referencia a algo dinámico, en lo que influye la propia experiencia del nosotros como sujetos, y nuestra historia ontomemética, la referida al desarrollo de nuestras ideas.

Pulsamos en el mileu del arte, y las charlas en oscuras ezquinas de las galerías. Sin embargo, otros medios, como el Internet, actúan de un modo menos público pero más perpetuo. El fin de la pulsión sería entonces una tracendencia informativa, cibernética y concepto-cinética.

A %d blogueros les gusta esto: